Saray pide perdón a todos sus compañeros y al equipo pero… ¡Quiere abandonar!