Cortes de pelo, lágrimas amargas, renuncias a un futuro nieto, una pizza gigante y más, en el ‘Juego de las tentaciones’