Janet se ha metido tanto en el papel de zombi ¡qué hasta da miedo!