Jonathan se mira por primera vez al espejo en un mes: "Tengo más raspas que un pescado"