Lara nos cuenta cómo logra pasar de la playa a las plataformas de los juegos ¡sin mojarse!