Míriam Saavedra hace de embajadora de la paz en la guerra de Violeta y Dakota