Los 'supervivientes' disputan el juego de recompensa y de localización