¡La unificación comienza tensa!: Sofía y María Jesús ni se hablan ni se saludan