La reacción de una aficionada danesa creyendo que su selección había metido un golazo