La batalla acaba en empate: Inglaterra es incapaz de superar a una férrea Escocia (0-0)