Carmen recibe una llamada del hospital que afirma que su marido mejora del coronavirus, pero él ya había fallecido