Mucho cuidado: Un niño puede ahogarse en 27 segundos y en solo 15 centímetros de agua