Los colegios no son un foco de contagio y pueden ser un modelo sobre cómo actuar contra el covid