Isabel Rábago: “Nadie huye del tanatorio porque llegue Antonio David Flores”