Benjamín López afirma que no tiene “que pedir perdón por ser blanco” y Sonsoles Ónega reacciona: “Nadie te pide que te arrodilles”