Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Luisma y Macu se casan!

Tras la noche loca de Luisma con Macu, y el inesperado embarazo de ella, el hemano de Aída accede a casarse con ella y hacerse cargo del niño. Las artimañas de la sobrina de Mauricio no surtían efecto en el corazón de Luisma, quien la rechazó en varias ocasiones. Sin embargo con la noticia de la buena nueva, Macu consiguió lo que quería: casarse con él.
A pesar de que éste siempre ha estado enamorado de su vecina Paz, decide que el niño necesita un padre. Ensayó con sus sobrinos e incluso con un muñeco su nueva faceta, aunque sin mucho éxito. Paz, por su parte comienza a darse cuenta de que ella también está enamorada de Luisma.
La policía sospecha que Mauricio ha robado fondos públicos y, bajo amenaza de ser encarcelado, obliga a Luisma a buscar pruebas. Todos sus intentos son fallido, así que decide llevar un micrófono a la ceremonia para intentar desenmascarar al dueño del Bar Reynols.
Por otro lado, con los preparativos de la boda y los quebraderos de cabeza que ello supone, Macu encarga a Fidel, Jonhatan y Lorena que vayan a ensanchar el anillo de su abuela que lucirá en la boda. La misión está cumplida pero habrá un problema. Fidel decide probárselo y luego es incapaz de quitárselo, a pesar de todos sus esfuerzos. ¿Conseguirá sacarlo?
Tras mucho meditar, Aída y Tony, el hermano de Mauricio, deciden acudir como pareja al gran día de Luisma y Macu, haciéndose pasar por novios. Ella para no parecer una solterona y él porque su familia del pueblo no aceptan su condición sexual. La situación se complica cuando Aída intentará ligar con uno de los invitados pero éste muestra más interés en tirarle los tejos al hermano de Mauricio.
La lectura del discurso en honor de los novios es un dilema para Luisma. No sabe si pedírselo a Chema o a su gran amigo Barajas. Finalmente decidirá que ambos suban al altar para dedicar unas palabras a la pareja.