Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jose Fernando, acusado de robar un móvil

El pasado sábado 14 de Septiembre, el hijo de José Ortega Cano volvía a convertirse en noticia tras protagonizar una más de su lista interminable de contraproducentes hazañas.
Según me hicieron llegar varios testigos, el 14 de este mes, alrededor de las 9:00 de la mañana, José Fernando y un amigo eran denunciados en el bar del polígono de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) por, supuestamente, haber accedido a un vehículo estacionado y haber sustraído un teléfono móvil de última generación.
Al parecer, según comentaban José Fernando y su amigo, venían de un club de lucecitas del que habían sido echados por la Guardia Civil.
Según el testimonio del afectado del presunto robo desde Sálvame Diario, tras percatarse de lo sucedido, plantó cara a José Fernando, pidiéndole que le devolviera sus pertenencias, pero este, en actitud chulesca, le increpó que estaba hablando con el hijo de Ortega Cano.
Acto seguido, este señor llamó a la policía y denunció al hijo del torero, al que tras someter a un cacheo policial, supuestamente se comprobó que tenía en su poder el móvil robado.
El afectado por el presunto robo acudió al plató de Sálvame con la denuncia interpuesta a José Fernando Cano, pero ¿en realidad tuvieron lugar esos hechos?
Pues, bien, hoy os desvelo parte de las incógnitas de este escabroso asunto mediante la siguiente secuencia de imágenes captada por un testigo anónimo que inmortalizó con la cámara de su móvil el momento en el que el hijo de Ortega Cano era cacheado e interrogado por la Policía Local y Guardia Civil de la población sevillana tras el aviso que recibieron por parte del supuesto afectado por el robo.
Michu, novia de José Fernando, apuntó que el hijo del torero podría haber sido víctima de una encerrona por parte de unos amigos y que su churri era inocente de semejante peripecia.
Historial de broncas y mal comportamiento, expulsiones de internados, supuestos brotes de violencia, afición a locales de lucecitas, desmesurado derroche de dinero y, ahora, un presunto robo. Un comportamiento totalmente ilógico para un chico de 19 años que ha heredado la friolera de un millón de euros, que se sumaría a la polémica de las impactantes imágenes que Sálvame hacía públicas hace varios días en las que podíamos apreciar escenas inéditas de la entrevista que se realizó hace varios meses al hijo de Ortega Cano y de la fallecida Rocío Jurado en la que, entre desconcertantes cambios de humor, José Fernando llegaba a autodenominarse como “bipolar”.
Para cualquier información de interés sobre los temas que tratamos, podéis dirigiros al siguiente correo: info@kikohernandez.es  o visitar mi página web www.kikohernandez.es