Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Carlos se vuelve a salvar y empieza la leyenda

Carlostelecinco.es
Más bien triste resulta el paso por este concurso cuando el día de tu expulsión es más protagonista el concursante que se salva. Eso le pasó anoche a Charlotte, y no solo Carlos interesó más al salvarse por cuarta vez, sino que incluso tuvo más protagonismo Leo, su defensor, o hasta los pezones de Samira. Eso por no hablar de Australia, el sexto país más grande del mundo y que tanto esfuerzo le costó a Fran encontrar en un mapa. Tanto que después de señalar Groenladia, isla también bien tocha, no se atrevió a señalar ningún otro lugar. Y en plató, la expulsada y su “cuñi” Belén reían al ver las imágenes de su fechoría con el cepillo de dientes, como dos ratitas satisfechas que se pavonean del mal causado. Y pido perdón a las ratas por el símil. Una noche inolvidable, vamos.

Carlos empieza a ser leyenda. Su paso por Gran Hermano VIP empieza a alcanzar tintes épicos. Anoche volvió de la sala de expulsión con la misma actitud de siempre. Nada de revanchismo, ni siquiera una leve muestra de alegría. Carlos cuenta siempre sin esperar que le pregunten cómo se ha quedado el expulsado, transmitiendo al resto de sus compañeros sus sensaciones ante lo vivido. Esa actitud sin aspavientos ni un solo gesto inconveniente tampoco es apreciada y valorada en la casa. Porque nada que haga Carlos ha de ser elogiado jamás. Aun así, poco a poco, va forjando la épica de su paso por la casa.

La despedida antes de dirigirse a la sala de expulsiones entre Carlos y Alejandro fue uno de los más bellos momentos de esta edición. “Vuelve ahora”, le decía Alejandro, el pequeño “Padawan”, y el maestro Carlos respondía: “¿Tú crees? Si no vuelvo olvídate”, a lo que Alejandro volvía a replicar: “Si no vuelves despídete”. Los dos reían con ganas, antes y después de fundirse en un cariñoso abrazo. Todavía habría un gesto de cariño de Alejandro antes de dejar ir a Carlos, cogiendo entre sus manos su cabeza. Ya sé que no son amigos, lo sé. Pero, si digo la verdad, este pato tiene cabeza de pato, andares de pato y grazna igual que un pato. Podemos concluir racionalmente que, con toda probabilidad, será un pato. O sea, igual sí que son amigos.

En este momento que narro ya habían entrado en la casa los tres candidatos a convertirse en concursantes y todavía quedaba otra hora y media larga de gala para que fuera entrevistada Charlotte. En total, casi tres horas después de iniciado el programa y, además, imagino que en previsión a lo insulsa que iba a resultar la sentaron junto a Belén para hacer un dos por uno. Entrevista de expulsada y de concursante que abandonó por una grave situación familiar que ya se ha repuesto del disgusto. Y es que la vida va que vuela, amigos.
Salió Charlotte
Después de haber entrado en la casa Dani, Samira y Toti (como a partir de ahora habrá dos Lauras en la casa y no estoy dispuesto a poner apellidos llamaré Toti a Laura Campos, lo cual estoy seguro de que le traerá buenos recuerdos) había allí cinco mujeres con al menos una cosa en común. No hace falta que se esfuerce el lector en adivinarlo, ya se lo digo yo: las cinco tienen silicona en sus pechos. Esta sobredosis fue menor a partir de que Charlotte fue expulsada y Samira se quedó a las puertas de la gloria. El haber pisado la casa durante casi toda una gala tal vez le cierre las puertas para una posterior edición. En el fondo, el mejor parado va a resultar ser Miguel Frigenti, que sigue en la recámara sin el más mínimo desgaste.

Si la silicona va acompañada de unos pezones bien marcados y remarcados por el frío tenemos garantizado un buen recibimiento por la parte masculina de la casa. El repaso que le hizo Carlos a Samira es para verlo. Alejandro y Fran se pegaron a la exviceversa como dos lapas incapaces de relajar su sonrisa. Al menos se notó la alegre tensión en sus rostros, que de otras es mejor evitar hacer mención. Si fuese por ellos esta noche Samira habría dormido en Guadalix, pero no cayó esa breva. Luego confirmaron que no se habían equivocado, y ya les confirmo yo que no. Toti y Dani se fueron a dormir donde los pájaros, como aprendices del taller de costura que hace trajes por doquier casi todas las noches. Ya lo avisé ayer. Están cortados por el mismo patrón. Samira tenía pensado dormir con los chicos en el otro dormitorio. La audiencia sigue siendo muchas veces enemigo número uno de este programa.
El ‘clan del visillo’ revive gracias a Toti y, sobre todo, Dani. Porque Dani ‘visillea’, amigos. Y mucho. Me temo que el eterno estudiante de arquitectura será a partir de ahora sostén de la memoria del clan y principal responsable de su resurrección. Los refuerzos a Laura han llegado en forma de exconcursantes que vuelven a serlo. Noté cierta sorna en Jordi González por la escasa fama de Samira, y no le falta razón en ello. También es cierto que casi nadie en la casa conocía a Dani cuando entró. Ni siquiera Raquel, y eso que estuvo trabajando varias tardes en Sálvame. “Fui concursante de GH y me tiré del trampolín con Lidia Lozano”, decía Dani con la esperanza de que alguien aparte de Alejandro lo relacionase. El míster hasta se acordaba de que decía hablar chino, falso mito que anoche se encargó de derribar él mismo. A poco que aguante apuesto a que también caerá el mito de que es gracioso.

Se salvó Carlos y este gato tantas veces confiado debería haber hecho más caso al resultado de la encuesta que planteó días atrás en una conocida red social. Pregunté entonces si debía escribir ayer jueves un obituario adelantado a Carlos. Con casi mil votos, el 46 % optaba por responder “Ten esperanza”. Era la opción ganadora. Y sí, ganó la esperanza. Ahí está la épica en la que se está cimentando un concursante de leyenda. Hubiera sido incomprensible ver ayer esa leyenda cercenada por Charlotte, concursante cuya expulsión celebraba anoche hasta su defensor en plató.
Samira y Leo
Bien mirado, Leo fue más sensato anoche que su amiga. Y probablemente más sincero. El amigo de Charlotte explicó que había celebrado su expulsión porque le costaba defenderla. No tiene nada de extraño. Imposible defender episodios como los del cepillo de dientes o cosas gravísimas dichas, como lo de derramar aceite hirviendo por la cara de Carlos. No entro en lo de “lavar dinero” que tantos comentarios suscitó ayer porque probablemente fuera una broma y me resulta imposible de entender bien. Pero pocas hay defendibles en el comportamiento de Charlotte. Por otro lado, si es cierto dígase sin inconveniente alguno que lleva desde 2011 intentando sacarse el carné de conducir y todavía no lo ha conseguido. ¿Que es su amigo y no debe dejarla vendida de esa manera? No me sean tiquismiquis. Le debemos esta valiosa información a Leo. Gracias por venir.

Leo no podría haber defendido tampoco la actitud de Charlotte y su amiga Belén anoche mismo, durante la entrevista conjunta que les hizo Jordi González. Estomaga ver a las dos ratitas riendo abiertamente mientras se veían en las imágenes del cepillo de dientes, particularmente cuando Carlos se cepilla los dientes poniendo en riesgo seriamente su salud. Repito que los médicos que yo he consultado sí ven el peligro y recomiendan evitar hacerlo. Al que diga lo contrario le recomiendo la solución Fraga en Palomares. Si tan seguros estamos de que no hay peligro cojan el cepillo de dientes, sumérjanlo en al agua del retrete y luego cepillen sus dientes como si no hubiera un mañana. Ya si eso nos cuentan luego la experiencia. Y háganse unas fotos entre tanto, por favor. Saludando, a ser posible, como Fraga en Palomares.

Falso debe ser el arrepentimiento si después les costaba contener la risa al ver las imágenes. Tan falso como tantas otras cosas en torno a estas dos concursantes tóxicas (literalmente) que son todavía más patéticas y prescindibles fuera que dentro de la casa. Para ir con argumentos aprendidos (y falsos) mejor que Belén Roca se quede en casa atendiendo sus problemas familiares. Es un aburrimiento seguir escuchando lo de la escaleta. ¿Algo original que decir? Qué estulticia, por favor.

Algunos siguen con la monserga de si Carlos arma líos los jueves y domingos. No se dan cuenta del ridículo que hacen repitiendo estas tonterías. Anoche todos nominaban sin que nadie rechistase, pero al hacerlo Carlos tenía que escuchar quejas y ruegos de Laura. Son otros los que buscan protagonismo en las galas. También lo hizo ayer Raquel, mucho más aplicada desde que se sabe en el grupo de los menos VIP.
Australia
A la hora de nominar vino la difícil prueba de reconocer países en el mapa. Vale que el mapa estaba bastante mal hecho, pero no dar con Australia es tremendo. El propio Fran sabe que la alargada sombra de su ignorancia le va a perseguir mucho tiempo. En un futuro nadie recordará sus supuestas andanzas en el CNI, pero seguiremos hablando del que no supo decir dónde está Australia. “Voy a quedar como retrasado mental”, decía Fran. No, querido, eso no. Pero sí vamos a pensar que menos politiqueo y mamoneos varios coqueteando con el poder, los escoltas o su puñetera madre y más estudiar. También le vendría bien viajar un poco. En fin, esas cosas que hace la gente con más ganas de aprender que de medrar en la vida. Pero creo que no es el caso del pequeño Nicolás .

Claro que Carlos vive en Perú y le costó horrores señalar su situación en el mapa. Chile, Argentina… por ahí debía estar. “No señales toda América”, le dijo el ‘súper’. Y Rappel se dedicaba luego a hacer los habituales despieces ridiculizando a Fran por lo suyo, pero resulta que él tenía que señalar la posición de China, país con mayor superficie que Australia, y primero señaló Rusia. Es fácil reírse de los demás y no tanto de uno mismo. Sobre todo cuando se trata de alguien conocido en todo el mundo. Ya sé que esa realidad solo está en la cabeza de Rappel, pero si le hace ilusión no seré yo quien se lo niegue. Raquel hizo trampa porque en la mesa estaban las banderas de los países a los que iban a llamar y Laura le dijo dónde encontrar Canadá. Así no vale.

Rappel discutió con Laura después de la gala al mantener esta que el mejor adivino del país y parte del extranjero toma leche entera, cosa que él niega. “Con la cantidad de grasa que tiene la entera, ¡qué va!, yo tomo desnatada”, decía Rappel, convirtiendo un tema baladí en poco menos que una afrenta. Suerte que Laura no es su sirvienta, porque de serlo la habría mandado a hacer la maleta en ese mismo momento. Creo que Laura se equivocó al escuchar a Rappel decir que a él le quiere España “entera”. ¡Caso resuelto!

Solo Alejandro sumó tres puntos a sus nominaciones porque le tocó llamar a España y aprovechó para hablar con su madre. “Ole mi coño”, decía el míster. Fue el día de suerte de Alejandro, y yo que me alegro.

Observatorio de nominaciones
Votos
Así quedaron los votos:

Fran > Carlos (3), Raquel (2) y Rappel (1)
Laura > Carlos (3), Alejandro (2) y Fran (1)
Alejandro > Raquel (3), Rappel (2), Laura (1) y Raquel (3)
Rappel > Alejandro (3), Carlos (2) y Fran (1)
Carlos > Fran (3), Rappel (2) y Laura (1)
Raquel > Alejandro (3), Fran (2) y Carlos (1)

Nominados: Carlos, Raquel y Alejandro. Esta terna tiene un agradable aroma a balancín.

Casi todo según lo previsto, incluso los tres puntos anunciados por Fran a Carlos, lo cual no quita que duela verlo, igual que al contrario. Alejandro se lo decía después a Fran: “No debías haberle dado puntos”. Si alguien pensaba que estos dos concursantes van en pack ya pueden ir descartando a uno. A Fran, claro, no hace falta ni decirlo. Alejandro ha evolucionado brutalmente como concursante y hoy es una pieza indispensable en esta historia. Siendo tres y tres no cabía mayor sorpresa, aparte de la traición de Fran, que Carlos debió haber evitado responder.

Alejandro dio sus tres puntos a Raquel, tal como había quedado Carlos que haría. Aquí el único coherente nominando y que se mantiene siempre en lo dicho es Alejandro. Para la misma concursante fueron sus tres puntos extra, lo cual la pone en la palestra por vez primera. Es el momento de Raquel. No debemos olvidar su dañina reacción en la discusión del zumo de naranja, que ni siquiera iba con ella. La mala intención que tuvo en todo momento, el oportunismo de recordar los malos tratos por los que se hizo famosa o sus graves acusaciones y amenazas violentas a Carlos.

Raquel ha sido una concursante decepcionante, oculta e inactiva hasta que fue alertada de ello. Un auténtico fraude, como bien dijo Belén Esteban, que debe penar por ello con la expulsión. Es lo justo y conveniente. Carlos debe seguir forjando su leyenda. Y Alejandro es el caso contrario a Raquel, partía de una escasa expectativa y ha llegado a convertirse en uno de los elementos más interesantes del concurso. Está clarinete.
Nominados semana 9
Moleskine del gato

Es difícil de creer, pero pido esta vez que tengan fe en este humilde cronista y opinador. Ahí va el bombazo: Rappel no ha acertado ni una sola expulsión. Esta semana dijo que se iría un hombre. Ante la semana próxima, ya le ha dicho anoche a Raquel Bollo que ella no se irá. El mejor en su profesión no ha dado ni una. No quiero pensar cómo será el peor. ¿Que Raquel no se va? Si Rappel pudiera ver mi sonrisa.

Miriam Blanco, exconcursante de Supervivientes y última novia conocida de Julián Contreras, ha sido clara en la revista ‘Interviú’, de la que es portada esta semana. Por solo entresacar una frase elegiré esta: “Ha sido un pésimo concursante que sigue con su papelón de sufridor. Lo malo es que sigue dando pena al público y semana a semana ha estado facturando, su único objetivo. Se tiene muy aprendido el papel de lastimero y sigue perfeccionándolo". Se la entiende muy bien a la guapa Miriam.
Dejo el momento en que se parten de la risa Belén y, sobre todo, Charlotte viendo las imágenes del cepillo de dientes. Vayan a potar ahora si eso.
Sonrien