Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Os contesto

camilo.jpg
Releyendo vuestros comentarios este fin de semana y tomando notas de algunos, he recordado a Camilo José Cela.
En una entrevista le pregunté si era cierto que contestaba a todas las cartas que recibía, tal como alguien me había contado. Su respuesta fue: "No contestar una carta es como darle la espalda alguien que se para a saludarte por la calle".
No puedo contestaros a tod@s aunque me lo propusiera. Ese también es el acuerdo tácito de un blog, según me cuentan los que saben. Pero...hay cosas que no quiero dejar pasar.
Senador, me tienes que echar una mano para consolar a una"maruja venezolana" que no ha insultado a nadie. Mela55 sólo compartió su corazón.
Será absurdo, Bolboreta, pero me siento bien sabiendo que este blog te sirvió de buzón.
Ilusión, Miguelmmr, Rafa31, algomuyoriginal, y tod@s los que tengáis algo que queréis contar, pedir o denunciar y que con absoluta discrección llegue a las manos del equipo de 'Diario de...', escribid un mail a : diariode@telecinco.es.
Ese es el camino para que cualquier mensaje no caiga en saco roto. Os lo aseguro.
A foscardo y 4denoviembre os quiero agradecer la respuesta a mis preguntas. Sin proponérmelo, juntos hemos hecho una entrevista y, a mí, no sé al resto, me han interesado mucho vuestras respuestas. Nunca había entrevistado a alguien sin saber quién es...Gracias!
Por cierto, me extraña el silencio absoluto que observo sobre el "funcionario felador". Voy a preguntar más porque no quisiera haber caído en lo que tantas veces critico: dar crédito a una historia incierta, si así fuera, y haber hecho daño.
Termino con una solidaridad: me siento agredida, insultada, vejada, cada vez que un politico sufre estos días la violencia. Todos somos ell@s cuando se les quiere callar.