Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué pueden hacer Pilar Rubio y Ramos Jr. en la Isla mientras papá se entrena?

eurocopa turismo wagtelecinco.es
Después de una tranquila jornada de reflexión, España vuelve a los entrenamientos. Nuestros internacionales retoman la normalidad de los rondos, el fútbol reducido y los estiramientos, dejando un poco de lado a las parejas, hijos y amigos que, tras la derrota ante Croacia, han sido claves en su recuperación anímica. A partir de ahora, las tardes no serán ese paseo a ninguna parte en bicicleta de los Ramos, sino una gran hoja en blanco a rellenar de actividades para que las horas en la Isla de Ré no pasen tan lentas.

Por suerte, aquí no sólo hay rotondas o bicicletas y, previa visita a la Oficina de Turismo, 'Menottinto en línea, ocio y turismo ilimitado' tiene la solución para que Pilar Rubio, Ramos Jr. y, en general, todas las familias de nuestros futbolistas, no se aburran mientras sus parejas se esfuerzan al máximo para preparar el choque ante Italia. Tomad nota, que este post os puede salvar más de una tarde de entrenamiento de vuestros chicos. A partir de hoy, en Ré podéis....
CUMPLIR CON LA ISLA Y VISITAR EL FARO DE LAS BALLENAS
 Cada día, cuando sales de la isla, te preguntan si lo has visitado. Si la respuesta es negativa, todo el mundo te 'invita' a hacerlo antes de irte. Si te vas de Ré para siempre y no has tenido oportunidad de haber llegado hasta el extremo norte de la Isla, es posible que no te dejen entrar más. Nunca. El Faro de las Ballenas es el buque insignia del turismo isleño. Cuenta con un museo interactivo que, dicen los que lo conocen y promocionan, haría las delicias de los más pequeños, aunque, ooooh, sus juegos e informaciones no están en castellano. Puede ser lo de menos. Igual todos los familiares de nuestros internacionales se conforman con la imagen completa de esta isla paradisíaca que se obtiene después de subir los 257 escalones que lo separan del suelo. Bien mirado, después de un buen paseo en bici, subir hasta arriba del faro puede completar el entrenamiento de piernas y glúteos de nuestras wags. Ah, el precio es para todos los bolsillos: tres euros los adultos, 1'5 euros los niños mayores de siete años y gratis los menores. Sí-se-puede.
MARAVILLAOS CON EL SORPRENDENTE MUNDO DE LOS BURROS CON PANTALONES
ane en culote
Sí, amigos, habéis leído bien. En la Isla de Ré, las personas montan en bicicleta y los burros llevan pantalones. En realidad, no todos los burros. Sólo unos pocos elegidos. Los que moran por St. Martin de Ré y son propiedad de Regie. Esta figura carismática tuvo en su día el ojo comercial de rescatar una tradición ancestral de los antiguos Réthaises que bajaban a las marismas con sus burros para la cosecha de la sal o la recolección de algas marinas. Los burros sufrían en cada visita a las salinas con los mosquitos que las habitan y los lugareños terminaron optando por protegerlos con unos pantalones pret-a-porter. Aquello se fue perdiendo hasta que Regie montó su chiringuito en St. Martín y ofrece viajes diarios de 10' en burros vestidos por dos euros aproximadamente. Regie aún está de vacaciones pero me dicen que en breve vuelve. Que Óliver, el hijo de Juanfran, pueda disfrutar de un paseo en burro dependerá de que su padre y sus compañeros sean capaces de eliminar a Italia. El uno de julio está de vuelta.
 
APRENDER EN FAMILIA LOS MISTERIOS DE LA APICULTURA
 A estas alturas del post ya os habréis dado cuenta de que las opciones de la isla son eminentemente rurales. Tenemos burros con pantalones y tenemos abejas que hacen una miel por la que en Francia se paga mucho dinero. Junto las ostras y la sal, el resultado del trabajo de las abejas es otro de sus grandes reclamos. Y lo mejor de todo, es que hay talleres para aprender a relacionarte con ellas y conocer los secretos de esta cara miel. La visita no sale por más de diez euros: tres para los adultos, gratis, los menores de doce años. 
VISITAR LA QUESERÍA DE CATHERINE Y RICHARD LEFORT
 Esto hará las delicias de los más pequeños. Catherine y Richard deben ser dos tipos muy hospitalarios porque su granja tiene las puertas abiertas para todas las familias que quieran llevar a sus críos a que descubran cómo se hace el queso de cabra. Y por allí podrán moverse a sus anchas, ordeñar a las cabras y participar en la confección de unos quesos que más tarde se venderán, por ejemplo, en el mercado de La Flotte. Y todo ello, gratis. 
LLAMAR A BENOIT: EXCURSIONES EXCLUSIVAS EN CATAMARÁN POR ALTAMAR
benoit catamaran
Esta es la opción menos ajena, seguro, a vuestro día a día en vacaciones pero, si la morriña pega, no está mal tener a mano el teléfono de Benoit Borie Todo el mundo le conoce (a él y a sus catamaranes de lujo) porque es el hombre al que hay que llamar si quieres visitar la isla desde el mar en exclusivas embarcaciones ajenas al bullicio de los buquebuses populares. Si queréis baños en altamar, sin la molestia del curioso, Benoit estará encantado de daros el gusto, previo pago, eso sí, de 850 euros/día. Lo dicho, es lo menos diferente, pero igual os hace sentir como en casa.