Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la sorpresa por la imposibilidad de comprar una entrada, al sorpresón final...

Hacía tiempo que me lo preguntaba: un aficionado al fútbol de Niza que quisiera ver el España-Turquía de hoy, ¿podría comprar alguna entrada a última hora? La curiosidad me corroía por lo que, antes de hacer otra cosa, pregunté en el estadio si podría comprar alguna entrada en la taquilla. Cuál será mi sorpresa cuando alguno de los miembros de seguridad me informaron de la dificultad de conseguirlo. Aunque, claro, ya se sabe, hecha la ley... ¿Os lo imagináis?