Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bea se convierte en una muñeca: "¡Wow!"

La aspirante ha venido al programa porque quería cambiar por sus abuelos, ellos la han cuidado desde muy pequeña y están cansados de verla siempre vestida de negro, con piercings, con orejitas y bigotes de gato... Natalia ha querido contentar a las dos partes, además no quería que Bea renunciara a su esencia, "no podía quitarle el mundo gatuno", ha asegurado la estilista.