Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La sentencia de Aitor Canales

Según David las fotos cayeron en manos de su madre accidentalmente. Aun así, el domicilio donde se encontraban es  responsabilidad de David por tratarse de su hogar. Por eso, deberá  indemnizar a Ana con una cuantía de 3.000 euros.  Si el caso hubiese trascendido a mayores, como puede ser la difusión por redes sociales, según el artículo 197 del Código Civil esto  podría estar inmerso en un procedimiento penal.