Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Famosos en contra de los medios de comunicación

¿Tiene razón Telma Ortiz?¿Se equivocan los medios al considerar noticiable la vida de la hermana de la Princesa? Antes que ella, otros personajes de la crónica social han iniciado su particular batalla contra los medios de comunicación, resolviéndolos con mayor o menor éxito.
Rocío Carrasco
Quería prohibir por vía judicial que su ex marido, Antonio David, dijera su nombre en un medio de comunicación. Como en el caso de Telma Ortiz, el juez estimó que hacerlo a priori y sin causa justificaba atentaba contra la libertad de expresión del demandado. Representada por Javier Saavedra, se trataba de una demanda de medidas cautelares en contra del padre de sus hijos, que no dejaba de airear, por otro lado, su vida con los Jurado-Carrasco, y de otros medios de comunicación. Saavedra quería pedir 300.000 euros como indemnización, una cifra que cayó en saco roto.
Julián Muñoz
Amenazas, manotazos, roturas de micrófono y golpes a la cámara, Julián Muñoz se ha lucido en cuanto a su relación con la prensa se refiere. Su desesperación tampoco fue amparada por la justicia y el novio de la Pantoja tuvo que comerse sus palabras, y convertirse en el punto de mira de todos los medios, tras salir a la luz uno de los casos de corrupción más graves de España: la Operación Malaya.
 
Álvarez Cascos
 
Las imágenes captadas de este junto a su entonces esposa María Porto, de vacaciones con sus hijos también fueron objeto de demanda. El juez, de nuevo, falló en contra porque las fotografías fueron consideradas de interés público. En concreto, la sentencia contemplaba que al considerar que entonces ocupaba un cargo público (Ministro de Fomenta) en representación de un partido que hacía Considera además que la información contenida en el reportaje televisivo "es de relevancia pública" por afectar a las relaciones personales adultas mostradas por un miembro de un gobierno. "una defensa monolítica del matrimonio".
 
Carolina de Mónaco
 
Ella también inició su particular batalla contra los medios de comunicación para conseguir que su familia, imagen y vida privada quedaran al margen del conocimiento público. Y aunque un juzgado alemán falló a su favor, ella y su familia siguen ocupando las portadas de las revistas. La vida de la realeza monegasca es demasiado interesante como para renunciar a ella.
 
Existen, sin embargo, otras resoluciones que sí condenan la actuación de los medios. Ana Obregón, Fernando Rivera y Gonzalo Miró son algunos de los famosos que han logrado un fallo favorable. Este último tuvo que ser indemnizado por los responsables de 'Aquí hay Tomate' con 300.000 euros. Cabe señalar que, en los tres casos, la denuncia era concreta, jamás preventiva.