Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel: "Yo entré por ilusión, Noemí por dinero"

Una semana después de su salida de la casa de 'Gran Hermano: el reencuentro', Raquel Morillas llegaba al plató de Ana Rosa para arremeter contra Raquel, de la que asegura que entró en la casa por dinero, no por vivir la experiencia.
Entró en la casa de Guadalix por segunda vez para reencontrarse con Noemí Ungría, su pareja durante varios años y con la que terminó abruptamente tras un accidente de tráfico en el que Noemí no se comportó como ella esperaba.
Tras años de reproches y duros enfrentamientos en plató, la pareja tenía la oportunidad de arreglar sus diferencias y enterrar para siempre el hacha de guerra. Todo parecía ir viento en popa, dejaron de lado el pasado y la complicidad entre la pareja no tardó en hacer su aparición. Sin embargo, las viejas rencillas no tardaron en reaparecer para tornar su relación en algo inviable. 
Los nervios agriaron los ánimos y los enfrentamientos se volvieron más duros cada día. Noemí pedía la expulsión y sus compañeros optaron por nominarlas y exponerlas a la decisión del público, que no dudó en sacarlas de la casa. y a día de hoy la concursante sigue deseando regresar a esa casa a vivir una experiencia para ella inolvidable.  La marcha hundió a Raquel que llegó al plató de 'Gran Hermano: el reencuentro' hecha un mar de lágrimas
"Que me metan con quien quieran, con Indhira, cómo si me meten como señora de la limpieza", decía la concursante a la vez que reconocía que no está interesada en el premio. "No me importa ni ganar el premio. Para mi vivirlo es lo más. El estar seis días pensando que iba a estar los doce que habíamos firmado  y marcharte... Es como un bofetón".
Noemí disfrutó con la expulsión
Aunque duda que Noemí entrara a la casa con una estrategia, Raquel no tiene ninguna duda que saboreó cada minuto de la expulsión. "Es verdad que cuando pasó disfrutó", dice la concursante.
Intentó llevarse bien con Noemí
Pese a que su reencuentro fue muy duro, Raquel intentó superar sus diferencias y llevarse bien con su ex. "Estuve bastante suave al principio porque me daba igual haber entrado con Aída que me da repeluco", decía la concursante mientras aseguraba que dejó de lado sus sentimientos. "No olvidas, lo aparcas", aseguraba. "Aparqué todo e intenté llevarme bien con ella." 
"El accidente lo olvidé hace tiempo"
Su ruptura se produjo hace años y desde entonces los enfrentamientos entre ellas han sido constantes. Raquel recrimina la actitud de Noemí tras el accidente y ha aprovechado para explicar que eso fue lo que la dolió. "El accidente hace tiempo que lo olvídé porque sino no podría vivir, pero es el después. Yo fui a ver al doctor Antonio Tapia porque se me hinchaba la cara y salimos con día y hora para operarse las tetas. Yo me he quedado en casa sola mientras ella iba de plató en plató hablando de cómo estaba yo. Tragué todo, me separó de todo el mundo, intentó de separme de mi famiia... Una de las operaciones que tuve fue dos minutos a verme porque estaban mis padres. Yo he olvidado un montón de cosas", ha asegurado Raquel.
Raquel ha rehecho su vida
Aunque actualmente no tiene pareja, Raquel ha explicado que durante estos años has ido capaz de olvidar y rehacer su vida. "Han pasado seis años y me he vuelto a enamorar. Que Noemí se haya casado no significa que sea más feliz que yo", ha dicho la concursante que asegura que no le gusta nada su ex.
"Los poquitos días que estuve allí pensaba ¿qué la vi? No ya físicamente sino ella" , ha confirmado. 
 Noemí entró por dinero
 Tras su salida, el cruce de acusaciones entre ambas no ha cesado, y 'El programa de Ana Rosa' ha sido el escenario adecuado para continuar el ataque contra Noemí, a la que ha acusado de interesada. "Lo mío era ilusión, lo suyo era dinero. Si Mercedes me dice que hacen una excepción, que voy a entrar y que no opto al premio entraría. Ella no" ha asegurado Raquel que se mostraba pesarosa por estar fuera. "Siento mucha pena por estar aquí fuera, preferíría que me siguierais alabando o criticando".
Indhira y Arturo
Por supuesto, además de Raquel, la pareja más ardiente de 'Gran Hermano' ha sido el centro del corrillo de 'El programa de Ana Rosa'. A este respecto, Raquel lo tienen claro y asegura que era Indhira la que iba detrás de Arturo. "Ella se levantaba y se maquillaba y se metía en la cama. Era un acoso constante y Arturo ha aguantado todo lo que ha podido", ha dicho la concursante quien no ve mal la expulsión del vasco. "El error no fue que le echaran sino que no le echaran a ella en su día".
La actitud de Pepe
Al igual que Indhira estaba convencida del poder que tenía fuera, según Raquel, Pepe también era consciente de cuál era su mejor baza para esta nueva etapa de 'Gran Hermano' y era consciente que defender a Indhira jugaba a su favor. "Era una estrategia. Sabía que tenía que hacer eso", ha asegurado la concursante.