Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lorena pide que el agresor sexual de su hija entre en prisión

El agresor sexual de su hija reconoció los hechos y fue condenado a cinco años pero cuatro años después no ha entrado en prisión. Según ha explicado Lorena, llegó a un pacto para evitar que su hija tuviera que declarar en el juicio y, ahora, cuatro años después, el agresor ha presentado un escrito de 'Alcoholicos anónimos' diciendo que era alcoholico y ya está rehabilitado y solicitando este atenuante. Sin embargo, Lorena asegura que el agresor llevaba rehabilitado desde 1997, mucho antes de que se produjeran los abusos.