Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana prepara un complot para las nominaciones

Parecía una mujer divertida y alocada, poco partidaria de las discusiones y una defensora de las pequeñas cosas de la vida. Pero de eso nada. El carácter de Ana ha dado un giro de 360 grados y, no sólo cada vez es la protagonista de más broncas dentro de la casa, también es una hábil manipuladora.
Ante las inminentes nominaciones, Ana Toro, la concursante granadina, lo tiene todo calculado. Ha intentado convencer al resto de los integrantes del famoso 'Clan Mirentxu' para que todos nominen de la misma forma y así su plan sea efectivo. Charlando en secreto con Li, Palomares y Julito (Almudena se lleva cada vez peor con la granadina y Gisela no se entera mucho del asunto) ha intentado manipularles para que nominen a Loli y a la 'chiquitina' de la casa porque lo tiene todo pensado. "Si nominamos a Loli y a chiqui, lo más seguro es que Loli pase a la otra casa y Almudena se vaya a la calle, porque tiene unas formas muy malas. Así, en la próxima nominación saldría uno de nosotros con Gisela y seguro que el público la expulsaría a ella porque es muy aburrida y la van a echar por presumida", le ha explicado a sus compañeros.
Por supuesto, esto supone una renuncia total al pacto que se había insinuado formar dentro de la antigua casa de 'Gran Hermano'. Ana ha sido lista y ha hablado primero con Li, que es la más influenciable. Para Iván, Raquel y Loli, la concursante asiática es maleable 'como un muñeco' y también Palomares es fácilmente influenciable. "A mí Palomares me dijo que me quería un montón y yo también le aprecio. Nadie va a cambiar la relación que tengo con él", comenta Loli preocupada.
La jugada de Ana es esta: quiere echar a Almudena porque cada vez se lleva peor con ella. Hace unos días tuvieron una pelea muy fuerte por culpa de una toalla extraviada. Ana acusó a 'Chiqui' de haberle quitado su toalla y Almudena se defendió diciendo que ella no había sido, pero Ana no la creyó. "Es que siempre tiene que andar liándola", comentó Almudena, que cada vez se aleja más del 'clan Mirentxu'. A la granadina tampoco le interesa la permanencia de Loli dentro de la casa, porque, según ella misma, es una mujer muy competitiva. Los dos bandos de la casa 1 están cada vez más enfrentados. "Cuando Loli está con Iván cambia mucho, se vuelve más mala. Y Almudena también". La que no le preocupa en absoluto es Gisela, de quien dice "sólo está interesada en hablar de su pelo".
Palomares no tiene todavía a claro a quien va a nominar en la próxima gala, si a Loli o a Gisela, pero lo que sí sabe es que no le gusta nada andar montando estrategias. "Pero tenemos que salvarnos los que estamos aquí a gusto. La semana que viene, sin Loli ni Almudena vamos a estar todos muy felices porque nos quedamos aquí los amigos". ¿Conseguirá Ana su propósito?.