Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ángel sobre Lis: "Para mí esto ya no es un juego: me gusta ella, me ha conquistado"

Lis se quejaba de que Ángel no dormía con ella, de que lo hacían en camas separadas, de que no le daba cariño. Simplemente, de vez en cuando venía con alguna caricia. Ella no es como un perro, se enfadaba. Pero todo se debía a que, en realidad, Ángel sí que siente algo por ella. Comenzó como un juego, tenían que fingir que eran pareja y tanto ha ido el cántaro a la fuente que él se ha colado.
Angel: "Me estoy rallando con la prueba ésta. Para mi esto ya no es un juego. Hasta tal punto que a mí me gusta ella. Me ha ido conquistando su personalidad, me ha ido cayendo cada vez mejor. Me siento atraído en cierto modo. Lo único que he sentido más cómplice. Ahora es como si fuese mi novia de verdad. Me ha hecho daño. Para mí no es difícil darle un abrazo. Me apetece darle un beso".
En esta situación, lo mejor, el consejo de Saray a Lis: "Dile que tan amigos pero que hasta aquí hemos llegado".
Mientras tanto, en la Casa 11, la relación entre Toscano y Tatiana avanza viento en popa a toda vela. Un masaje, acontecido mientras los tertulianos de El Debate discutían si terminarán en 'calentón' o en romance, demostró que entre ambos hay puro fuego.
El baloncestista acarició toda su espalda, le bajó los shorts, avanzó por la entrepierna, siguió por el cachete debajo del pantalón y terminó comiéndole la oreja. Sólo en ese punto ella se revolvió, tampoco muy ofuscada.
Siscu y Melanie
Amor en potencia es el de el catalán y la canaria. Melanie le echó en cara que parece que le gusta Tatiana. Que todos lo ven. Sin embargo, él negó la mayor y contraatacó inmisericordemente: "A ella la veo como una hermana. Pero contigo sería diferente. Déjame dormir en tu cama".
"Estás sentado, no te confundas" -replicó ella- "Algo es algo" -se conformó Siscu.
Ella se debió sentir a gusto porque, acariciándole, le regaló el oído: "Me recuerdas a un ex novio". Él zanjó: "¡Cómo provocas!".
Horas más tarde, Melanie se confesaba con Nagore: "Me da el juego que me gusta, pero no quiero pasar este límite. Tengo que controlarme porque soy muy impulsiva. No sé hasta cuándo me voy a aguantar.
Indhira y Arturo
El que sí que ha conquistado las últimas defensas del enemigo ha sido Arturo, que para algo fue militar de elite. Indhira ha caído rendida a sus encantos. Le ve "superguapo. Me encanta. Si sigue así conmigo, cuando pasen tres meses me caso. No puedo evitar el caer en el bucle del tonteo porque de verdad me mola. A veces me acuerdo de él y me rio sola. Lo típico que te gusta una persona y te da la risa".
El desfile de la victoria, la noche en la que durmieron juntos. Ella se lo anunció con un: "Hoy creo que sí que caigo".