Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gran Hermano 11, la casa en crisis

Faltan sólo diez días para que comience Gran Hermano 11. Habrá muchas novedades, de eso no hay duda, tanto en la mecánica del concurso como en la disposición de la casa. Como siempre, el secretismo a este respecto es absoluto, pero sí sabemos una cosa: está será la edición de la crisis.
Toca, pues, ajustarse el cinturón, se impone el reciclaje. Una buena idea sería aprovechar el mobiliario de instalaciones de ediciones pasadas.
 La casa de GH 1 resucitó en el 'revival' de la pasada edición. Poco podríamos rescatar de aquel chamizo con paredes color vómito. El cuadro de Matisse nos lo adjudicamos, eso sí.
En la segunda edición, ya en Guadalix de la Sierra, por lo menos había una piscina en condiciones y una sauna. Pero, ya puestos a elegir, nos quedamos con la piscina climatizada de GH 8 y el jacuzzi de GH 4, aunque sólo sea por el valor sentimental de los sexy-chapuzones de Matías.
 ¿Y el dormitorio? Los tenemos de todo tipo: camas en círculo como en GH 10, habitaciones pequeñas, o incluso suites para privilegiados, como las de GH 2 o GH 5.
Tampoco nos vendría mal autogestionarnos, recuperando la granja (con más o menos vacas, ovejas, gallinas y demás fauna) de ediciones pasadas, o ese supermercado que tanto juego dio en la sexta edición. ¿Recuerdan el hambre que pasaban con la famosa tridieta? ¡Aquello sí que era economía de subsistencia! 
Sobre estas líneas, el plano de la casa tal y como era en la segunda edición de Gran Hermano