Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pepe pide disculpas a Ainhoa, pero ella desconfía

Una disputa bastó para que Pepe y Ainhoa se hayan dejado de hablar. El encontronazo del otro día entre ambos ha hecho que Ainhoa se pregunta si su compañero de casa es agresivo y si debería de ser espulsado por la organización de 'GH'.
"Lo de Arturo con Indhira no fue más agresivo de lo que hizo él conmigo. Me parece mal que el programa consienta eso"
A los concursantes les han organizado por sorpresa el más que conocidísimo juego: 'el amigo invisble', donde cada uno ha tenido que entregar a un compañero un regalo. 
Para Ainhoa en todo momento la actitud de Pepe fue agresiva y que por lo tanto debería ser castigado por ello, como en su día pasó con Arturo e Indhira y el tema 'calimocho'.
La ansiada reconciliación
Pepe busca un acercamiento con Ainhoa y le pide disculpas a la joven. "Estoy jodida y por el bien de la convivencia voy a mantener la compostura", afirma ante la atenta mirada de Pepe. 
"No me lo esperaba, me pilló totalmente de sopetón. Me cabreé un huevo por lo que me estaba pasando y no te puedo dar más justificaciones que ésa. Me fastidió mucho que la historia fuera contigo. Pero no estoy diciendo que fuera algo que yo no provocara, sino fue algo que yo provoqué, no sé que pasó. No te puedo dar más explicaciones", se explica Pepe.
Ainhoa acepta sus disculpas pero se siente dolida e incómoda en este momento, "me pareció tan surrealista la situación, que me descolocaste totalmente".
Parecía que habían llegado a un entendimiento, pero la herida sigue abierta y Ainhoa le cuenta a Mª José sus desavenencias con Pepe: "desde que tuve la movida con él (Pepe) me siento incómoda, porque tengo que convivir con gente que no me apetece ni mirar a la cara. No me apetece salir del cuarto y cruzármelo. Otras días pienso que es por una sola persona (Pepe) y por eso no me voy a fastidiar".
Tras esta charla que intentó ser en un principio conciliadora por parte de Pepe, a Ainhoa no le convenció mucho, su intento por arreglar la situación no convence, no se fía del joven, cree que todo es mentira o que le da vergüenza, ya que en ningún momento de la conversación le miró a la cara.
Amigo invisible en la casa de 'GH'
El destino ha hecho que Pepe y Ainhoa se tengan que regalar mutuamente. "Este regalo es para que nos dejes dormir por las noches y sigas jugando", le comenta Ainhoa. Pero, Pepe queda encantado con su regalo: dos fantásticas raquetas de playa para jugar al tenis.
En cambio, Pepe ha sorprendido a Ainhoa con un romántico regalo: un diario. "Espero que si empiezas este diario sólo tengas cosas buenas que escribir en el futuro", añadía a continuación. Los dos concursantes muy amablemente se han agradecido los obsequios que han recibido con dos besos besos, que no reflejaban mucha ternura. Pero más tarde Ainhoa no se ha podido resistir y se ha acercado a Pepe y le ha cogido de la mano y le ha dado las gracias.