Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Diego duda de la integridad de su suegro

La atracción entre Isabel y Nacho aumenta con cada día de trabajo. Sin embargo, a pesar de ser consciente de ello su matrimonio la impide dar el paso por lo que Isabel lo rechaza y le hace creer que no siente nada por él.
Aunque Isabel trata de mantener la distancia con Nacho no será nada fácil. Trabajando en la misma empresa las coincidencias son constantes, sobre todo cuando un encargo urgente de Chali los obliga a trabajar juntos.
La directora de Bulevar trata de evitar la situación por lo que Nacho resuelve la situación haciendo todo el trabajo. Isabel, impresionada por la actitud elegante y sincera de Nacho, no puede evitar dejarse llevar y besarlo. Aunque sorprendido, el abogado le responde con pasión.
Mientras, Alicia y Ángel están cada vez más unidos y celebran el éxito de la adquisición del Banco Lombardo. La sintonía entre ellos es máxima, Alicia ha encontrado en Ángel todo lo que no encuentra en Be: un hijo igual que ella, sin escrúpulos y dispuesto a todo por el dinero. Sin embargo, la sintonía entre ambos se resquebraja cuando hablan de Be. Alicia quiere que Angel se olvide de su hermana pero él está decidido a hacer las paces con ella.
Entretanto, Isabel reprende a Be y a César por haber perdido las pruebas de la estafa de los fondos de inversión. El reportero y la redactora intentan justificarse pero ésta les lanza un ultimátum: si no quieren que su futuro en Bulevar peligre tendrán que encontrar otro reportaje impactante en 24 horas.
Afortunadamente, la complicidad entre César y Be vuelve a hacer su aparición. Cada minuto que pasan juntos se compenetran mejor y trabajan más a gusto. Tal es la conexión entre ellos que César no puede ignorar por más tiempo sus sentimientos hacia la joven y la besa
Sin embargo, Be sigue teniendo muy presente el final abrupto de su anterior relación y lo rechaza con contundencia. La reacción de la joven deja impactado a César poco acostumbrado al rechazo de las mujeres. 
Por su parte, Claudio está decidido a volver a las andadas pero su intento por conseguir los 3.000 euros fracasa estrepitosamente. Sin embargo, ese no será su mayor problema. Cuando Adri descubre que su padre ha pedido un cuantioso adelanto, la joven sospecha de sus intenciones y le pide explicaciones.
La verborrea de Claudio vuelve a salvarle y convence a su hija de que el dinero lo quiere para algo honrado: comprarse un coche de segunda mano y no para trapichear con teléfonos robados.