Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedalear París

Los Campos Elíseos, la Plaza de la Concordia, las inmediaciones de la Torre Eiffel… París se vio envuelto el pasado año en una marea gris en forma de bicicleta, una nueva forma de disfrutar de cada rincón de la ciudad de la luz.
El quince de julio de 2007 más de 10.000 bicis de color gris 'ratón', con 22 de kilos de peso y tres velocidades pasaron a formar parte del paisaje de la Ciudad de la luz. Pero París no es un caso aislado ya que otras capitales europeas también han sido víctimas de la "fiebre ciclista".
 
Se trata del plan Vélib por el cual se pretendía dar una opción más ecológica al transporte en la ciudad. Es un servicio para vivir y visitar mejor la ciudad, se evitan los atascos y respeta el medioambiente.
 
¿Cómo acceder? ¿Dónde se alquilan?
 
Las más de 10.000 bicis fueron distribuidas en 750 estaciones repartidas por diversos puntos de la geografía parisina pero el objetivo es que cualquier persona pueda encontrar una de estas estaciones cada 300 metros.
 
De este modo, encontramos múltiples estaciones repartidas por la ciudad donde poder alquilar las bicicletas que luego podremos estacionar y dejar en cualquier otra también en un punto cercano. A través de camiones, la ciudad repone las bicletas y las transporta a las estaciones de la ciudad que las requieran.
 
¿Cómo se alquilan?
 
Desde su lanzamiento, se registran más de 70.000 alquileres al día. El procedimiento es simple, el turista o parisino, alquilan en máquinas que funcionan con tarjetas de débito y crédito: deben pasar la tarjeta sobre el candado para llevarse una bicicleta y volver a pasarlo cuando la devuelven.
 
Disfrutar del paisaje, del aire libre, respetar el medioambiente, hacer deporte... tras la 'bici - revolución' éstas se convertido ya en un medio de transporte consolidado y se han incorporado a la geografía parisina.