Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Brad Pitt, un Cristiano Ronaldo de carretera en la road-movie 'Thelma & Louise'

Nuestro periplo a través del sexo en la historia del cine va a comenzar de la más rabiosa actualidad: el fichaje de Cristiano Ronaldo por parte del Florentino Pérez para el Real Madrid. Un portugués a unos abdominales pegado que cuesta 94 millones de euros. Me pregunto ¿cuestan ese precio unos abdominales así?
No entiendo de fútbol pero sí de hombres. La tableta abdominal de Cristiano Ronaldo es una de las obras de arte más perfectas de la Humanidad. Esa pradera de carne dispara la imaginación de cualquier fémina. Yo, por mis años, los veo más como 'Therapy Pillow', dura y consistente almohada sobre la que descansar toda la noche sumida en los más dulces sueños, pero entiendo que las mujeres más jóvenes, en edad de merecer, se recreen con escenas más húmedas y calientes.
Sin embargo, la primera tableta abdominal que asombró al mundo viene de casi veinte años atrás. Su propietario era Brad Pitt en la séptima película de Ridley Scott. El director que consiguió que sudáramos la gota gorda de pavor con su implacable alienígena 'Alien' en 1979, y que años más tarde nos hizo, más que sudar, derretirnos con el toso desnudo de J.D. (Brad Pitt) frente a una Thelma (Geena Davis) que pedía guerra, una guerra relámpago, tumbada en la cama. Aunque luego fuese poseida, cosas del mundo anglosajón, sobre la mesa.
Brad Pitt = cero millones de euros
La diferencia entre Florentino Pérez y Geena Davis es que la pelirroja no tuvo que pedir un crédito en Caja Madrid para poder contar los cuadraditos de los abdominales de cerca (uno, dos, tres... y vuelta a empezar; uno, dos...) se encontró a Brad Pitt tirado en una cuneta. ¡Le salió completamente gratis!
Bien es cierto que aún no sabemos cuán rentable saldrá el portugués en el Real Madrid, porque a Thelma y su compañera, Louise (Susan Sarandon), J.D. les robó todo lo que llevaban encima en su viaje liberador. Esperemos que Florentino tenga mejor suerte. Entretanto, merece la pena recordar este polvo antológico de la historia del cine donde, como decimos, encontramos un factor muy característico de los estadounidenses por el que los españoles los observamos contrariados entre la admiración y la pena: en el fragor, tirar todo lo que hay encima de una mesa para hacer el amor sobre ella teniendo al lado una cama enorme.
Detalle del paso inmisericorde del tiempo: las bragas faja tapando el ombligo que lleva la buena de Thelma.
Nota al margen: al final de la película, Thelma y Louise se tiraban al vacío en su coche por un barranco del Gran Cañón del Colorado. Lo mismo que hizo un hombre con su vehículo en el mismo punto 19 años más tarde.
Dato cinéfilo: si te gusto 'Thelma Y Louise', consigue 'Messidor' (1978) de Alain Tanner. Lo mismo, mejor, europeo y diez años antes.
THELMA & LOUISE
AÑO: 1991  
DURACIÓN: 128 min.  
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Ridley Scott
GUIÓN: Callie Khouri
MÚSICA: Hans Zimmer
FOTOGRAFÍA: Adrian Biddle
REPARTO: Susan Sarandon, Geena Davis, Harvey Keitel, Michael Madsen, Brad Pitt, Christopher McDonald, Stephen Tobolowsky
PRODUCTORA: Metro-Goldwyn-Mayer