Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El epílogo de Bertín: Ángel Nieto

“Qué placer haber compartido este día con Angelito y haber descubierto su lado más desconocido. Como que llegó con su familia a Madrid desde Zamora y tuvieron que instalarse en una chabola, que su madre empezó vendiendo a puerta fría y terminó regentando una mítica pollería. Que se fue a Barcelona en busca de una escudería y durmió seis llorosos meses en una frutería, que nunca se le fue la olla y eso que ha tenido al Rey Juan Carlos de currante arreglando una lancha motora. Que es campeón del mundo 12 veces más 1, nunca la cifra innombrable porque en tal fecha tuvo la infortuna de dejar a varias personas muy graves. Gracias, Ángel por este día y por compartir tu carrera conmigo. Ya sabes que además de un admirador, aquí siempre tendrás un amigo”