Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mayte a Gerard: "Tenemos un problema con Brenda y tú ahora sobras"

Brenda sigue en el punto de mira. Tras protagonizar una escandalosa discusión entre las bambalinas de 'Sálvame' con Gerard, abadonó los estudios de Telecinco con él. Desde entonces, su familia está muy preocupada porque no sabe nada de ella y podría estar pensando en incapacitarla para ingresarla de inmediato en un centro donde le ayuden, según ha podido saber Kiko Hernández y ha confirmado Mayte, su tía. Mientras tanto, Gerard quiere arreglar las cosas y sentarse a hablar de lo que ha pasado con la familia Cerdá para lograr entenderse, pero parece que no lo va tener muy fácil.

Gerard y Brenda siguen sin entenderse. Tan pronto se quieren, tan pronto se pelean y casi hasta llegan a las manos.  Tras finalizar 'Sálvame', la ex pareja protagonizó una sórdida discusión en la que se dijeron de todo. La pelea se alargó hasta la gala de 'Acorralados' y 'Resistiré, ¿vale?' y se intercambiaron comentarios tan soeces como "Cretina de mierda", "gilipollas" o "niñato", pero además Gerard, no conforme con arremeter contra su ex novia y empujarla, también cargó contra su tía, Mayte, llamándola "zorra" e "hija de puta" y culpándola de "haber sembrado mierda". Tras este episodio, la pareja abandonó los estudios de Telecinco y poco más se sabe de la pareja. La familia de Brenda está muy preocupada porque no saben donde de está ni con quien. La situación ha llegado a tal punto que está pensando en tomar medidas para incapacitar a Brenda porque tiene un problema y quieren ayudarla. Gerard, por su parte, cree que lo mejor es aclarar las cosas y por eso quiere dialogar para llegar a una solución.
Mayte, la tía de Brenda, está destrozada y muerta de preocupación. "Hemos pasado ya mucho y lo ha pasado muy mal", comentaba refiriéndose a su sobrina. "Le han retenido la documentación y no lleva ni DNI, ni lleva nada", indicaba, "fuimos a denunciar todo eso, llegó su representante y al final Brenda acabó yéndose a hablar, ¿a hablar qué? ¿que va a hablar?, si ya le ha dicho la abogada que no tiene que hablar nada". "No sé nada de ella", se lamentaba, "pero fijo que está con Gerard".  "A ellos no les interesa soltarla y ella no ve la picardía con la que ellos van", afirmaba Mayte entre lágrimas, "no lo está viendo y se dará cuenta cuando esté tirada y el daño ya esté hecho".
 "Yo siempre he querido evitar los palos pero se los va tener que llevar", se desesperaba, "porque el representante, con su cara tan dura, me ha dicho que 'hasta que no se hunda el barco de ella, no la va a soltar'". "Yo ya no sé como abrirle los ojos", confesaba, "la van a destrozar si ella no lo remedia y a mi esto me va matar".
¿Brenda, incapacitada?
Los colaboradores están desconcertados con la situación. La bronca que se vivió entre bambalinas fue monumental, pero el desconcierto fue mayor cuando Brenda y Gerard se fueron juntos de los estudios de Telecinco.
"El comportamiento de Brenda con Gerard me parece muy feo", consideraba Kiko Matamoros, "pero el comportamiento de Gerard con Brenda me parece feo y hasta delictivo". "Nos están tomando el pelo", opinaba Marta López, "todo es un montaje". "Yo creo que es una relación enfermiza", opinaba Mila. Y acertaba. Tras su consideración, Kiko Hernández soltaba uno de sus bombazos. "He hablado con la tía de Brenda y me ha dicho que su sobrina sufre un trastorno, que necesita ayuda profesional y por eso están intentando incapacitarla para internarla", aseguraba el colaborador, "me ha asegurado que Brenda está en tratamiento, y que la van a incapacitar para hacer un ingreso inmediato".
Mayte vs. Gerard
Tras la noticia, los colaboradores intentaban dilucidar algo en toda la situación vivida por Brenda. Tras muchas especulaciones, Mayte, su tía, entraba por teléfono para despejar dudas y acallar rumores.
"Todavía no he hablado con ella y su madre tampoco porque no se quiere poner", explicaba Mayte, pero "después de ver las imágenes y ver que un señor le trate así y se vaya como un perrito faldero detrás, queda claro que hay un problema gordo". "No sé si podremos incapacitarla porque ella es mayor de edad, pero tiene un problema y tiene que estar en manos de especialistas", aseguraba con preocupación, "no me gusta nada de lo que visto desde el principio hasta el final, me parece horroroso, pero es ella la que tiene que denunciar".
"Brenda ha estado a temporadas con tratamientos", reconocía Mayte, "esta temporada la veo mal, no quiere saber nada de la familia ni nadie, sólo de lo que diga Gerard; es muy difícil y por eso he pedido ayuda a un profesional para que me diga lo que tengo que hacer".
Pero Mayte no era la única en pronunciarse. Tras insinuar, que entre Brenda y Gerard podría haber existido un maltrato, Gerard quería defenderse y aclarar las cosas. "Aquí una cosa está clara, yo nunca en la vida he pegado a una mujer", aclaraba, "con Brenda tuve un encuentro muy fuerte, yo le debía a ella una explicación y ella a mi y por eso quedamos después del programa".
"Se están exagerando las cosas", consideraba el novio de la ex acorralada, "creo que se está dando una imagen de Brenda que no veo muy normal, como si estuviera desquiciada o algo y el problema que tiene es de hiperactividad y yo también lo tengo". "Pero la familia puede estar muy tranquila ", aseguraba Gerard, "Brenda ha estado toda la tarde con unos amigos está muy calmada y tirada en el sofá".
Por una vez, desde el inicio de la relación, Gerard tendía una mano amiga a la familia de Brenda para intentar llegar a un entendimiento. "Yo he venido para sentarme en una mesa y hablar todos de todo lo que ha pasado", confesaba Gerard, "cuando se llega un punto en el que no hay credibilidad por ningún lado y no se sostiene la cosa, creo lo mejor es recular y empezar otra vez de cero para ver que es lo que ha pasado". "No quiero separarla de su familia, ni de su tía", insistía, "solo quiero una conversación de todos sentados, sin cámaras y que se arregle todo de la mejor manera".
Pero aunque Gerard parece que quiere llegar a buen puerto, la familia de Brenda no lo tiene tan claro. "¿Tú crees que después de las imágenes, de todos los insultos y de todo lo que está pasando te puedo llevar a Valencia a comer el pavo en Navidad como si no hubiera pasado nada?", preguntaba Mayte a Gerard, "nosotros tenemos un problema con Brenda y tú ahora sobras". "No marees más la perdiz y déjanos ayudar a la niña porque te estas interponiendo y lo vas a lamentar", aconsejaba muy firme.