Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raquel Bollo desmiente: "No debo a nadie"

Aguasantas, que ya destapara que Raquel Bollo debía 12.000 euros a su amiga y compañera de programa Belén Esteban, se sentaba de nuevo en el Deluxe y aseguraba que ésta no era la única deuda. Sin embargo, Raquel Bollo desmentía la información, se negaba a entrar en detalles y se declaraba feliz por haber solucionado sus problemas con Belén.

Pasado el fin de semana, Raquel Bollo no quería defenderse, tampoco entrar en detalles, pero sí desmentir: "No debo a nadie, me da igual lo que penséis". Además, se mostraba molesta por uno de los nombres que Aguasantas dio: "Lo único que me molesta es que se nombre a una persona que no vive de eso, vive de otras cosas". Además, la colaboradora cree que su exnuera se ha equivocado, "ella ha oído campanas por otro tipo de cosas", decía.
Tras semanas de intensa polémica, Raquel Bollo ha tomado una decisión con respecto a Aguasantas, no hablar y no defenderse: "Para mí, esta persona no está en mi vida y que luego no diga 'vengo a defenderme".
Kiko Matamoros le trasladaba entonces otra de las insinuaciones de Aguasantas: "Te acusa de que das información por la espalda relativa a su familia, porque Antonio David la ataca en 'Mujeres y hombres' por su posición con una situación que ha vivido su hermano y ella dice que esa información se la has dado tú". Sin embargo, Raquel Bollo desmontaba este argumento: "Esa información la podría haber dicho desde el minuto uno y no lo he hecho porque hay terceras personas que no tienen por qué salir".
Raquel Bollo, sobre Belén Esteban: "Con las cosas que ha dicho a mí me basta"
Raquel Bollo y Belén Esteban se reconciliaban en directo con un abrazo. Con un abrazo, las colaboradoras olvidaban los problemas surgieron a raíz de la deuda de 12.000 euros que Raquel tenía con Belén.
"Me sentí feliz, el hecho de que se acercara a verme a plató me hizo muy feliz la verdad", decía Raquel Bollo, "no voy a hablar más, ese tema está pagado y saldado". Además, da por concluida la polémica: "Con las cosas que me ha dicho ella me basta".
Con la deuda saldada y recuperando su amistad, Kiko Hernández le preguntaba si acudiría de nuevo a Belén Esteban si necesitara dinero y Raquel negaba, pero con matices: "No, pero no por nada, sé que volvería a estar y que sería diferente, pero yo en este tiempo lo he pasado tan mal que si después, si me dilato en el tiempo o me vuelvo a equivocar, no quiero sufrir".