Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pascual Fernández: "Las cosas con mi familia están mucho mejor"

Le vimos llorar en 'Supervivientes' acordándose de su familia, Pascual nos contaba que la relación entre ellos no era buena y prefería ser expulsado del concurso para acercarse a ellos. Llegado de Honduras, el exconcursante nos confirmaba que ha acercado posturas con sus padres y nos explica qué les ha sucedido.

Entre lágrimas, Pascual confesaba durante su aventura en 'Supervivientes' que se había dado cuenta de lo que necesita a su familia. El concursante explicaba que la relación no era buena con sus padres y prefería ser expulsado para poner remedio a esta situación. La audiencia así lo quería, Pascual era eliminado y, mientras llegaba a Honduras, sus padres explicaban lo sucedido. Su percepción era más amable, aunque sí apuntaban a que el motivo de las disputas había sido su hermano pequeño y, él mismo, explicaba que ciertas cosas que había hecho habían molestado a su hermano mayor.
Finalmente, Pascual llegaba de su aventura pero el reencuentro con sus padres, que se preveía emotivo, fue un tanto frío. 24 horas después, Pascual visitaba 'Sálvame' y explicaba el motivo: "Me había mentalizado, no quería desmoronarme en plató", decía.
Pero ¿qué le sucedió en la isla? Pascual explicaba que allí tuvieron mucho tiempo para pensar: “Me di cuenta de la mala relación, yo lo sabía”. Continuaba diciendo que el problema era suyo por una actitud que no veía correcta y, a raíz de esto, se distanciaron: “Con el tiempo vas haciendo un muro”, decía. Ahora, parece que las cosas han mejorado aunque apenas han tenido tiempo: “He estado con ellos, la cosa está mucho mejor, sin comparación”, decía.
Pascual: "Soy muy sensible"
También se ha hablado mucho de las lágrimas de Pascual, pero él no les da importancia. Se define como un hombre “muy sensible” aunque también “con mucho carácter”, y confesaba: “Es verdad que lloro por muchas cosas y a mí me da igual llorar delante de una cámara”.
Paz Padilla le quita la camisa
Sus tatuajes nos impresionaron, también su cuerpo y Paz Padilla transmitía una petición a Pascual: que se quitara la camisa para comprobar que todo lo que habían visto era cierto. Él era reticente pero dejó que la presentadora le desabrochara la camisa.