Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gahona afirma que su ruptura con Chiquetete es definitiva: "No hay vuelta atrás"

José Antonio León, reportero de ‘Sálvame’ recibía un mensaje de voz de Carmen Gahona en el que le comunicaba que Antonio Cortés, Chiquetete, había dejado su relación definitivamente: “Ya no hay vuelta atrás”, decía Carmen. Poco después, la redacción del programa se ponía en contacto con ella y se mostraba abatida: “Aquí ha pasado algo y no sé qué es”.

José Antonio León anunciaba en ‘Sálvame’ que Carmen Gahona y Chiquetete habían roto su relación. Sin embargo, pasado un tiempo volvíamos a verles juntos. Parecía que la reconciliación era un hecho pero, finalmente, la ruptura ha vuelto a producirse.
“Antonio lo ha dejado definitivamente, ya no hay vuelta atrás”, este mensaje de voz, con un tono de preocupación, llegaba al teléfono del reportero del programa. Él no conseguía localizarla pero sí lo conseguían desde la redacción. “No estamos juntos, hemos estado en la misma casa pero en dormitorios distintos”, explciaba Carmen que asegura que están separados desde el pasado mes de octubre.
“Antonio no es un hombre de dar explicaciones, algún día recapacitará porque él me necesita a mí más que yo a él”, decía Carmen que dice que además cuenta que tiene problemas de salud: “Tengo el azúcar muy alta, a punto de que me dé un coma de azúcar”.
Pero quien también ha hablado es el propio Chiquetete, que confirmaba la noticia: “La ruptura es más fuerte ahora, me voy porque ya estoy harto de dar explicaciones, pero esto pasa hasta en las mejores familias”.
“Los dos somos cabezones y no nos ponemos de acuerdo”, decía Antonio en cuanto a los motivos pero matizaba que sigue teniendo sentimientos por su ya expareja: “Sigo queriendo a Carmen y ella a mí, somos buenas personas y Carmen tiene un corazón de oro, pero es muy cabezota”.