Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko: "Quiero pedir perdón a los compañeros y les pido que dejen a mi mujer fuera de esto"

Tras una semana sin pisar el plató de 'Sálvame', Kiko Matamoros regresaba para aclarar los rumores que le señalan como topo del programa, tal y como afirmó Mila Ximenez. Tranquilo y con ganas de escuchar todo lo que sus compañeros de programa tenían que decirle, Kiko reaparecía en escena y ha defendido hasta la saciedad su inocencia. "Nunca le he contado nada a Aída Nízar", ha dicho el colaborador, que finalmente se ha derrumbado y ha pedido perdón a sus compañeros.
La tensión se palpaba en el ambiente. Belén Esteban, Mila Ximénez, Rosa Benito y compañía esperaban con el semblante serio la reaparición de su compañero, que tras una semana de ausencia regresaba a su plató dispuesto a plantar cara a aquellos que, según él, le calumnian.
Tranquilo, pero visiblemente afectado por la batalla que libra con sus compañeros y que se sentía especialmente dolido por lo ocurrido con Mila Ximénez, que le apuntó directamente como topo del programa. "Estoy regular pero con ganas de dar respuesta a un linchamiento que me parece repugnante. Tengo ganas de hablar fuera del plató con Mila, que es la única que me duele porque la he considerado una amiga. Lo demás me lo esperaba", explicaba el colaborador minutos antes de entrar en plató. 
Tras meses insistiendo en que al final el plató de 'Sálvame' iba a estallar, Kiko ha resultado el gran damnificado. Enfadado, el colaborador haa explicado que los celos profesionales y la rivalidad podrían estar detrás de este linchamiento. "La envidida no tiene límite y hay quien se las da de periodista y viene aquí a merendar. Gente como yo les agrede porque yo no presumo de ser periodista pero, junto con Kiko Hernández, posiblemente sea el que más información aporta. Hay quien se dedica a llorar por los platós para venir más días y de gente así me lo espero. De esos mediocres me lo esperaba, de esos cobardes. De quien no me lo esperaba era de Mila porque la quiero", ha explicado Kiko.
Ya en plató, Kiko Matamoros agredecía el apoyo recibido a lo largo de esta semana.  "Agradezco muchísimo a Lydia la posición que ha tomado y le voy a pedir que no siga en esa posición porque no merece la pena. Los mensajes de esta semana me han reconfortado y quiero agradecer a Paz Padilla su actuación durante este tiempo. No hay un precedente en la historia de la televisión donde a un colaborador sus compañeros le hayan reventado durante veinte horas continuas y lo que espero esta noche es que todo lo que se ha dicho se demuestre", ha dicho Kiko Matamoros, que ha insistido en que lo único que le duele es el enfrentamiento con Mila. "Lo que más me ha dolido es lo de Mila, lo demás me importa tres cojones. De lo que más me río es de lo de Chelo. Tienes muy poca vergüenza", ha dicho Kiko.
Sin embargo, la polémica no ha tardado en surgir y el enfrentamiento no se ha hecho esperar después de que el colabordor llamara a Luis Rollán baboso antes de sentarse. Las palabras de Kiko han levantado ampollas y Belén Esteban no ha tardado en saltar para increpar la actitud del colaborador. "Ya está bien, Kiko. Tú eres el que utiliza las informaciones como te conviene", le ha dicho la colaboradora.
Sin dudarlo, Kiko ha explicado que el insulto iba dedicado a Luis Rollán, quien sorprendido se dirigía al colaborador. "Yo te he mirado a los ojos. Si eso es para llamar baboso, tú mismo te estás calificando", ha respondido el amigo de Isabel Pantoja.
Dolido con sus compañeros, Kiko Matamoros ha asegurado que se ha sentido indefenso. "Creo que he sido como esa gente que juzgaba el tribunal de orden público en el franquismo, he sentido que ya estaba condenado. Tengo el convencimiento de que alguno creía que tenía la verdad de su parte y tengo el convencimiento de que ha habido mucho oportunista, mucho cobarde y mucha mierda. Prefiero estar delante de un pelotón de fusilamiento a estar delante de un pelotón de pelotas", ha dicho Kiko Matamoros.
Su enfrentamiento con Belén Esteban en el Deluxe
Una semana después de su desafortunado comentario hacia Belén Esteban, Kiko ha reiterado sus disculpas. "Yo hago un comentario de Belén y pedí disculpas en cuando me lo dijeron porque no me enteré, había perdido los nervios. Es un comentario sin intención de ofender  y que de eso se haya hecho lo que se haya hecho es injusto, sobre todo, porque hay quien lo dicho sabiendo que está llegando a la audiencia y nos ha parecido extraordinario", ha dicho el colaborador.
Mucho más tranquila que la semana pasada, Belén ha aceptado las disculpas y ha dado su versión de lo ocurrido. "Yo no te lo tengo en cuenta pero no me gustó. No entendí lo del viernes porque yo siempre te he visto asumir todo. Él no es así, yo no le he visto levantarse y salirse de plató. Todo lo que ha dicho lo ha asumido, y lo único que le reprochaba era lo de Rosa", ha dicho Belén.
Sosegado, Kiko ha explicado lo ocurrido. "Quería tener una buena noche e intentaba evitar la agresividad porque hay que evitar la tensión con los invitados. Yo lo único que pedía es que si había alguna contradicción con lo que había dicho tres meses antes era que me la pusieran, pero no la han debido encontrar. Me achacaron algo que había dicho Kiko Hernández. Yo soy consciente de lo que digo y, por eso, pedí perdón por una broma con Amador y nada más. La diferencia pudiera ser en el tono pero yo no estaba reculando", ha dicho Kiko.
"Rosa, tengo información de tu yerno que no voy a utilizar en la vida, para vuestra tranquilidad"
Cansado del linchamiento que está sufriendo en los últimos días, Kiko ha pedido a Rosa que culpe a los verdaderos culpables y que no le cargue a él con todas las culpas y ha asegurado que tiene información que le podría hacer mucho daño pero que no va a sacar en ningún momento. "Rosa, yo no tengo la culpa de que la productora que te ha pagado haya querido vender una historia comercial que todos hemos entendido de una forma que tú luego niegas. No nos eches la culpa a los que lo hemos entendido así sino a los que la han manipulado y nos ha hecho llegar a otro entendimiento. Yo tengo cojones para decirle al director que me parece fatal lo que han hecho conmigo. Yo no trabajo en la productora que ha sacado la ficha de tu yerno, es más, me la ofrecieron y no la quise. Tengo más información y no la voy a utilizar en la puta vida, para vuestra tanquilidad. Yo no tengo la culpa que tu hermana hiciera un comentario dando a entender que Amador estaba celoso", ha dicho Kiko
Además, el colaborador le ha explicado a la ganadora de 'Supervivientes' que nunca ha hablado mal de su marido y que incluso le ha apoyado en los momentos más duros. "Yo he dicho que pienso que es buena persona, aunque puede ser golfete. He dicho de vuestra relación que había mucho amor cuando alguno de los que está aquí ha dicho que habia mucho teatro. He dicho muchas cosas positivas y apoyé a tu marido en dos decisiones muy difíciles: cuando decidió no ir a ver a Ortega y cuando tomó la decisión de no contarte lo del accidente", le ha explicado Matamoros.
Mila Ximénez explica a Kiko por qué cree que es el topo
Después de que desvelara en 'Sálvame' que Kiko era el topo que filtraba información a Aída Nízar, Mila ha explicado por qué llegó a esa conclusión. "Hace un mes y medio te dije que estabas cambiando tu actitud con Aída. Viendo 'Enemigos Íntimos' me siento traicionada porque esa información te la conté hace mucho tiempo. Yo había traicionado a Rosa y veo que esa información la está escupiendo Aída. No me lo puedo creer", ha explicado Mila.
Tras escuchar a Mila, Kiko ha explicado que su actitud cambió tras ver cómo Jorge Javier y Amador hacían borrón y cuenta nueva con la superviviente. "Me sentí un gilipollas y a partir de ahí decidí que se acabó darle de hostias a Aída cuando los afectados no lo hacen. Ahí enterré mi beligerancia con Aída Nízar", ha dicho Kiko, que ha aclarado que no ha tenido ningún tipo de relación con Aída.
Cada vez más exaltado y enfadado, Kiko ha asegurado que apenas ha intercambiado una frase con Aída en toda su vida. "La única palabra que he cruzado con Aída Nízar fue en plató y fueron diez segundos y le dije que fuera la última vez que le faltaba al respeto a mi mujer. No he hablado con Aída Nízar. Lo del contrato que contó en 'Enemigos íntimos' lo conté el viernes y dije que Rosa lo tenía en casa, mientras ella dice que está en una caja fuerte en un banco. Yo no le he contado nada a Aída Nízar", ha dicho Kiko.
Sin embargo, Kiko ha reconocido que sí se lo contó a otras personas, entre ellos a Antonio David. "Si le ha llegado por otras fuentes pido perdón. A Antonio David le hago una confidencia y le digo que no la haga pública, y, de hecho, Antonio David no la da y que no creo que le haya dicho porque no se habla con Aída. Además, esa es una información que conocíamos todos porque en la reunión previa al 'Deluxe' se comentó en la mesa. A Aída se lo ha contado el que ha dicho lo de la caja fuerte", ha dicho Kiko, que cansado y visiblemente enfadado, no ha dudado en apuntar directamente a Mila Ximénez. "A lo mejor se lo has contado tú o tú se lo has contado a otra persona. Yo nunca he contado nada a Aída y la que has sido amiga de Aída Nízar has sido tú", ha señalado Kiko.
Iván Nízar asegura que el topo es Rosa Benito
Tras la intensa batalla en plató entre los colaboradores y Kiko Matamoros, Iván Nízar ha entrado en plató y ha asegurado que su hermana le ha confesado que Rosa era el topo. Atónita, Rosa no se ha mordido la lengua. "Me parece que eres tan sinvergüenza como tu hermana. Eres un sinvergüenza, ¿qué le cuento a tu hermana?", le ha respondido la ganadora de 'Supervivientes'.
En el centro del plató y acompañado de Terelu, Iván ha instado a Rosa a ver la próxima intervención de Aída en televisión. "Mi hermana es una diana y todos los colaboradores están contra ella. Cuando se está muy a gustito en la playa se cuentan muchas cosas y si no lo recuerdas, enchufa el martes 'Enemigos íntimos'", ha respondido el hermano de Aída.
Kiko se derrumba y pide perdón
Tras defender contundentemente su inocencia, Kiko Matamoros ha reconocido que en alguna ocasión ha podido perder los nervios. "Supongo que las formas no son las correctas y que soy un chulo pero deberíais reconocer que el tratamiento que me habéis dado esta semana no es ajustado a lo que me merezco. Que para decir las barbaridades que se han dicho hay que tener las pruebas en la mano. Fíjate si soy gilipollas, que llevo 15 años en los platós y  nadie me ha ganado una demanda. Yo sólo respeto al que se lo gana", ha dicho el colaborador.
Muy relajado, el colaborador de 'Sálvame' ha reconocido que su papel no gusta a todos y que eso tiene un coste. "Sé que cuando este trabajo se hace bien tiene un coste personal y social. Si te dan la oportunidad de venir es cojonudo, pero a mi no me han traido para merendar y bailar. Me han traido para lo que me han traido y los límites los pone el código penal. A veces tengo un tono que no es el adecuado que puedo pecar de prepotente, invasivo y arrogante. Yo tengo un perfil de killer y estoy contento de cómo hago mi trabajo", ha explicado Matamoros.
Sin embargo, Kiko no ha podido con la presión. Algo que le ocurre al colaborador y, que ni Terelu ni el propio Kiko han querido revelan, le ha hecho derrumbarse. Entre lágrimas, Matamoros ha reconocido que está más sensible. "Puede que esté más nervioso o tocado. Yo le he hecho una confidencia a tres personas y ahí se queda. Si se la hubiera querido trasladar a otras personas lo hubiera hecho. Compartimos lo que creemos que queremos compartir pero hay cosas a las que he dado cerrojazo, como cuando conté lo de mis ojos, y no quiero volver a pasar por eso. Yo no quiero que acabe en un drama solapado. Quiero pedir perdón a los compañeros porque sus razones pueden tener en sus medida para estar enfadados conmigos pero les quiero decir que me ha parecido desmedido y que a mi mujer le saquen de una historia que no les corresponde. El que se haya equivocado se ha equivocado con la mejor voluntad. Es la vida", ha dicho el colaborador, que ha recibido el cariño de todos sus compañeros, que se han emocionado con las lágrimas de Kiko y le han perdonado, sellando el perdón con un sentido y sincero abrazo.