Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sexo para embarazadas

Es un mito que el sexo durante el embarazo pueda provocar daños al bebé: ese es el titular que se desprende de la nueva lección sexual impartida por Karmele Marchante con la colaboración de Carmen Alcayde. La presentador, embarazadísima, nos cuenta anécdota y desvela las mejores posturas.
Aprovechando la presencia de una embarazadísima Carmen Alcayde, Karmele Marchante ha dedicado su lección sexual del día al sexo para embarazadas. A preguntas de Jorge Javier Vázquez, su ex compañera de plató explicaba que la frecuencia con la que se practica el sexo durante el embarazo depende de muchas circunstancias pero sí confirmó la leyenda que dice que "suele pasar que apetezca más".
Sin embargo, quisieron desmentir ciertos mitos: El embarazo no es motivo para que se acabe el sexo ya que "el líquido amniótico es el mejor amortiguador para el bebé" y tampoco es motivo de infecciones o daños en el feto.
Pero Karmele también quiso recordar que "la penetración no es necesaria para llegar al orgasmo, hay múltiples formas y maneras de acariciar a una mujer", explicaba y Carmen Alcayde contaba una anécdota de Míriam Sánchez, de esas que se cuentan entre maquillaje y peluquería, "ella, hasta el día antes de dar a luz estaba dale que te pego con penetración incluida", decía entre bromas.
Explicada la teoría, pasamos a la práctica. Carmen Alcayde dibujó las posturas más conocidas para embarazadas, la primera: "Bombo a la vista". En ese momento, Jorge Javier y Karmele pasaron a escenificar la secuencia aunque la Marchante tuvo algunos problemas debido a su falda, "no me voy a abrir de piernas", decía.
Del "bombo a la vista", Carmen Alcayde pasó a "el juego de las sillas", una postura que varía en función de la magnitud del "bombo". De ahí, el presentador pasó a inventar la postura del balancín.
Pero las posturas no eran el único tema de conversación y es que Karmele Marchante propuso una alternativa: las bragas vibradoras. El presentador invitó a Mila Ximénez a probárselas y esta no lo dudó. Se quitó los zapatos, se las puso y gritó (en varias ocasiones). Tras la pausa de publicidad, Jorge Javier Vázquez anunciaba que Mila había tenido un orgasmo gracias al juguetito propuesto por Karmele.