Las primeras imágenes de Josep María Mainat: en el centro de Barcelona y en buen estado de forma