La tormenta Darcy sepulta buena parte de Europa bajo medio metro de nieve