Las actrices del #MeToo, otro motivo para luchar: La diferencia salarial se dispara en Hollywood