La misión imposible de contener a los turistas a la llegada a los aeropuertos