El palo fiscal que esconden los ERTE: el efecto 'segundo pagador' costará más de 1.000 euros el año que viene por IRPF