Los españoles vuelven a irse de vacaciones a pesar de los contagios y el precio de la gasolina