¿Por qué ha rectificado el Supremo y que consecuencias tendrá su decisión?