Biden impone una cuarentena y una prueba negativa a los que viajen a Estados Unidos