Documentos filtrados revelan que China manejó la situación del coronavirus de forma caótica en sus inicios