134.000 personas pueden morir por coronavirus en Estados Unidos, según una previsión